Los pro y los contras

Guia Empresarial

Los pro y los contras de que solicites un crédito de consumo en marzo

No es una sorpresa que marzo sea un mes especial; hay que desembolsar un porcentaje mayor de dinero, en especial si hay hijos en edad escolar y vehículos en casa.Por lo mismo, en ocasiones podemos sentirnos agobiados por el hecho de pagar la deuda de las vacaciones más los gastos adicionales relacionados al tercer mes del año.

Si al llegar marzo te das cuenta de que no tienes dinero suficiente, solicitar un crédito de consumo podría sonar como una buena opción. Aquí te explicamos las principales ventajas y desventajas de pedir este préstamo en estas fechas.¿Ya tuviste experiencias anteriores pagando todo en efectivo, usando la línea de crédito o la tarjeta de crédito, pero no te atreves a ver la opción de acudir a un crédito de consumo?

Los créditos de consumo son préstamos destinados generalmente para cubrir gastos grandes, como, por ejemplo, comprar un auto, hacer un viaje, festejar un evento importante o pagar todos los gastos de marzo. Y a diferencia de la tarjeta de crédito, sólo puedes solicitarlo a bancos o instituciones financieras autorizadas.

¿Conviene solicitar un crédito de consumo en marzo?

Como mencionamos anteriormente, el crédito de consumo es más conveniente en caso de que se deba incurrir a gastos más elevados, ya que, además, este tipo de crédito suele tener menor interés que la tarjeta de crédito dependiendo de las condiciones de cada banco.

Solicitar un crédito de consumo trae otros beneficios dependiendo de la entidad, como, por ejemplo, gastar el efectivo en lo que se necesite (sin dar explicaciones), pagar la primera cuota al final del crédito, refinanciar meses pendientes o acelerar los pagos en dos o más cuotas juntas.

¿Cómo solicitar un crédito de consumo en marzo?

Por lo general, el trámite para acceder a un crédito de consumo consiste en dirigirse a la entidad elegida con la cédula de identidad, liquidaciones de sueldo, certificado de domicilio o cuentas de servicios (también se puede hacer de manera online y sin mucho papeleo).Así, una vez que el banco verifica los datos, la institución ofrecerá el dinero máximo según el sueldo del postulante y corroborando si tiene otros préstamos vigentes. El número de cuotas también se define en el momento.

Sin embargo, siempre es importante cotizar y comparar. En este sentido, el CAE es una buena herramienta que funciona como indicador, ya que es el porcentaje que arroja el costo del crédito total. En todo contrato de crédito o tarjeta de crédito es obligación que el CAE esté informado, de esta forma no puede modificarse después de contratado el préstamo. Es decir, es inalterable y se mantiene mientras dure el crédito.

En resumen, con más de un hijo en edad escolar, sumando los gastos del auto, patentes por pagar, seguros obligatorios y deudas de las vacaciones, solicitar este tipo de crédito puede dar un respiro por su inmediatez y fácil gestión, ya que al acumular varias deudas, probablemente será mejor pedir un crédito de consumo y fundir todos estos pequeños montos en una sola cuota.